GENERADORES DE AIRE CALIENTE

Generadores aire caliente

Los generadores de aire caliente son ideales para calentar grandes y medianos espacios como talleres, naves industriales, almacenes, carpas, salas de fiesta, restaurantes, ferias, polideportivos, granjas, invernaderos, iglesias, crear cortinas de calor para entradas o aumentar la temperatura en zonas al aire libre.
Los también denominados popularmente cañones de calor tienen usos industriales como el secado o el calentamiento de materiales y maquinaria. Imprescindibles en el secado de yesos y pinturas, fraguados de hormigón, prevención de heladas y secado de revestimientos en fachadas.
Su instalación es muy fácil, rápida y económica.
Se les pueden adaptar conductos para canalizar el aire hacia algún lugar en concreto.
Cada 200 a 250 m3 de ambiente requieren aproximadamente 10.000 Kcal/h de potencia, para un diferencial de temperatura de 20ºC y para un aislamiento normal del local, aunque estos valores varían dependiendo del diferencial de temperatura que se quiera alcanzar y del aislamiento del local a climatizar.
El cálculo del volumen ambiental medido en metros cúbicos se obtiene al multiplicar la superficie en metros cuadrados por la altura.

Existen varios tipos de generadores de aire caliente:

El generador de aire caliente de combustión directa proporciona una calefacción rentable en espacios exteriores o en interiores con ventilación continua. Estos equipos son ideales para calefacción temporal o de emergencia y para procesos de secado de diversa índole. Son una opción de calefacción perfecta para obras de construcción y para distintas estructuras temporales al aire libre. Ideal para evitar que el hormigón se congele, calentar lugares de trabajo en exteriores, secar cosechas y precalentar y descongelar piezas, etc…
El también llamado popularmente cañón de aire caliente por combustión directa a gasóleo, es un elemento muy eficaz para calentar superficies de una forma cómoda y rápida. Con un consumo no muy alto de gasóleo, podemos caldear las instalaciones para poder estar en ellas con unas condiciones de confort muy altas en las épocas frías del año.
El cañón es una turbina que impulsa al ambiente el calor generado por la combustión del gasoil mediante aire forzado. Se puede pasar la mano o caminar a un metro de la boca del equipo sin peligro de quemarse. La carcasa externa se puede tocar estando en funcionamiento y el calor sale solo por el frente, la combustión es interna y no sobresale llama. Es ligero y fácil de transportar ya que tiene un asa y ruedas para llevarlo donde se desee. Tiene un pequeño consumo eléctrico, sólo para el motor, transformador de alta y controles. Múltiples características de seguridad, tales como por ejemplo el control de llama o el limitador de seguridad de temperatura garantizan su funcionamiento sin percances.
Se puede conectar a un termostato de temperatura ambiente.
Los cañones son potentes, efectivos, seguros y muy económicos.

El generador de aire caliente de combustión indirecta a gasóleo con intercambiador de calor y salida de humos al exterior ofrece una calefacción rentable para instalaciones cerradas o poco ventiladas con gran afluencia de personas produciendo un aire caliente limpio y sano apto para la calefacción en cualquier ambiente comercial o industrial. Estos equipos son idóneos para calefacción temporal y de emergencia. Se usan, habitualmente, en construcción, en talleres y en carpas. Es ideal para su uso en cualquier tipo de eventos.
En los cañones de aire caliente de combustión indirecta el aire pasa por una cámara de combustión donde hay un intercambiador de calor.
El ventilador hace que el aire fluya en la cámara de combustión y en el intercambiador. Un compresor rotativo impulsa el combustible del depósito. Entonces la mezcla de aire y combustible se rocía al interior de la cámara de combustión y prende. El aire se calienta y sale a temperaturas muy elevadas por la salida delantera, mientras que el humo sale por la chimenea situada en la parte superior del calentador, la cual debe ser del diámetro apropiado y sin tramos horizontales u ondulados, siempre hacia arriba y con los mínimos codos que resulten imprescindibles, los cuales nunca deben ser superiores a 45º, ni más de dos.
Tiene la opción de conectarlo a un termostato de temperatura ambiente.
Los equipos incorporan un asa y ruedas para facilitar su desplazamiento.

El generador de aire caliente a gas es un equipo portátil, compacto, ligero, fácil de transportar y de usar.
Apto para su uso en exteriores, proporciona una calefacción rentable para una gran variedad de aplicaciones. Esta serie de cañones de aire caliente a gas es apta para calentar locales y talleres bien ventilados, así como para procesos de secado en el sector de la construcción.
Se basa en un principio de calefacción a gas de combustión directa. Se utiliza un potente ventilador para hacer pasar el aire a través de una cámara de combustión en la que se encuentra el quemador. A medida que el aire atraviesa el quemador, todo el calor emitido por el proceso de combustión se transfiere a la corriente de aire. De esta manera, el equipo alcanza una eficacia térmica del 100%.
Los aparatos están diseñados de forma segura para evitar quemaduras al usuario durante el desplazamiento del equipo. Los generadores de aire caliente funcionan con gas butano o propano. El resultado de la combustión es, principalmente, vapor de agua y dióxido de carbono (CO2).
Se puede conectar a un termostato de temperatura ambiente.
El generador de aire caliente a gas lleva instalado una válvula de seguridad para cerrar el suministro de gas e incluye dispositivo de seguridad para controlar la llama, prevenir el sobrecalentamiento y optimizar el consumo de combustible.

El generador de aire caliente eléctrico está diseñado como un sistema de calefacción portátil para aplicaciones específicas en la pequeña y mediana industria, aplicaciones comerciales y residenciales.
Apto para su uso tanto en exteriores como en interiores. Puesto que no producen llamas vivas ni emisiones, estos equipos también son apropiados para aplicaciones especiales donde no se permite el uso de combustibles tradicionales como el gas o el diésel. Se puede utilizar en lugares cerrados.
El calefactor eléctrico portátil es compacto y robusto, dispone de salida de calor regulable de dos o tres pasos, ventilador axial con bajo nivel de ruidos, elementos calefactores de acero inoxidable revestidos y aislados, termostato de temperatura ambiente y termostato de seguridad integrado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR