¿QUE ES UNA HIDROLIMPIADORA?

Hidrolimpiadoras

La hidrolimpiadora es básicamente una máquina que toma agua a baja presión a través de un depósito o directamente de la red y a través de una bomba la impulsa a alta presión a través de una manguera especialmente preparada para soportar presiones elevadas, una pistola que abre o cierra el paso de agua y una lanza, con una boquilla en su extremo final que al reducir considerablemente el paso de agua, convierte la presión en velocidad.

Los parámetros más importantes que definen una hidrolimpiadora son la presión de trabajo y el caudal de agua. La presión de trabajo se mide en kg/cm2, atmósferas o bares, unidades todas ellas equivalentes (1 atm = 1,034 kg/cm2 = 1,013 bar) y el caudal en litros por minuto o por hora. Con frecuencia se da más importancia a la presión y se olvida el caudal. En general interesa más presión cuando se trata de arrancar o de producir un ataque superior sobre la superficie a actuar. En otros casos interesa mayor facilidad para arrastrar partículas, siendo aquí más importante el caudal.

El corazón de la hidrolimpiadora es la bomba de presión, para moverla existen múltiples medios:

Agua fría motor eléctrico

Agua fría motor de explosión gasolina

Agua fría motor de explosión diesel

Agua fría toma de fuerza de un tractor o con un motor hidráulico

La boquilla es un estrechamiento en la salida de la lanza. Viene definida por el paso y por el ángulo del abanico que forma el agua a la salida. El paso está fijado en función de la presión y caudal que da la hidrolimpiadora.
Existen una gran variedad de modelos y formatos de boquillas para diferentes aplicaciones y utilidades.

Incluso existen boquillas arenadoras que combinan la fuerza del agua con la agresividad de la arena para aplicaciones de decapado.

La hidrolimpiadora de agua caliente es más grande, más pesada, pero su poder de limpieza es también muy superior, por la facilidad del agua caliente para disolver grasas, aceites y otro tipo de sustancias. El calentamiento del agua tiene lugar a la salida de la bomba, es decir, se calienta el agua ya sometida a presión. El agua pasa por un serpentín que consiste en un tubo enrollado en doble capa, en cuyo interior tiene lugar la combustión. La salida del serpentín se conecta a la manguera de presión y de ahí a través de la pistola a la lanza, saliendo el agua caliente y a presión por la boquilla situada en el extremo de la lanza.

Aquí también existen varios formatos de máquina:

Agua caliente motor eléctrico

Agua caliente motor gasolina

Agua caliente motor diesel

También existen modelos de bombas que soportan ser alimentadas con agua caliente directamente procedente de una fuente exterior. Para este formato es recomendable que el agua esté previamente descalificada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR